ARISTODEMO                    Un lugar literario
Atisbando los misterios         Gonzalo Rodas Sarmiento

  Tantos caminos en el camino

   Camino

   Cuando voy por el camino
   cuyo andar estoy queriendo,
   ando por muchos caminos,
   y todos al mismo tiempo.

   El entorno de partida
   es la naciente confluencia,
   extendiendo sus tres vías
   cual cubo de esquinas bellas.

   La Vida se extiende larga,
   el Amor va hacia la altura;
   la Verdad del saber anda
   por latitudes que gustan.

   El sendero más valioso
   es del amor bella vía,
   como bien dijo el apóstol
   en su corintia misiva.

   Captemos de una mirada
   los ya nombrados senderos;
   cada uno contiene el alma,
   y también el ser y el cuerpo.

   Vida

   La línea de Vida tuvo
   el Pasado y el Presente
   y también tendrá Futuro
   al caminar lentamente.

   Bajo la sombra del árbol,
   con las voces de las aves;
   y a momentos navegando
   por las aguas en la nave.

   En este largo sendero,
   el principio y el final
   juntan su infinito tiempo
   como eterno regresar.

   Miro la línea de Vida
   hacia uno y otro rumbo;
   primero estuvo el Pasado,
   vendrá después el Futuro.

   Mas lo que en Futuro nace,
   pasa el Presente ligero,
   para ir después a guardarse
   con los pasados recuerdos.

   Verdad

   Casi similar al tiempo
   es del Saber bella senda;
   con el atrayente Misterio,
   la Confianza y la Certeza.

   Me muevo encima de un plano,
   quiero saber la Verdad;
   llevo libros olvidados
   por si no hay luz natural.

   La curva de la Confianza
   no sabe donde comienza;
   Misterio en tierra lejana,
   adentro está la Certeza.

   Si en el sendero Verdad
   vemos en la otra tendencia,
   el Misterio adentro irá,
   y la Certeza va afuera.

   Cierta vez se unirá el centro
   con la llanura infinita,
   enorme lugar abierto,
   la remota lejanía.

   Amor

   En Amor la travesía
   es de nuevo una confluencia,
   extendiendo sus tres vías
   cual cubo de esquinas bellas.

   La Alegría se extiende amplia,
   la Amistad va hacia la altura;
   admirar la Belleza anda
   por latitudes que gustan.

   La dimensión de Alegría
   es la de feliz andar
   disfrutando en esa vía
   bellas flores y el cantar.

   De la Belleza el sendero
   tiene música bemol,
   hojas secas en el suelo,
   y ardiente puesta de sol.

   No sólo acompañará
   el calor que voy nombrando,
   llevo también la Amistad
   de mis brazos y mis labios.

   Caminos

   Muchas vías se me ofrecen;
   en alguna hay más viajeros,
   otras en estado agreste,
   talvez a causa del miedo.

   Cuando busco en la maleta
   de los recuerdos más vivos,
   encuentro blancas certezas
   y amistades que han surgido.

   Hoy me fijo en el presente,
   lugar mismo del suceso,
   de belleza sorprendente
   y colmado de misterio.

   Confiando en que llegará,
   miro la meta en mi vida
   e imagino una vez más
   aventura de alegría.

   Por eso nuestro camino
   que hemos estado queriendo
   contiene tantos caminos
   y todos al mismo tiempo.

   

Retorno:    Volver a "Atisbando los misterios"