ARISTODEMO                    Un lugar literario
"Añoranzas del barrio Yungay"

  Presentación y Prólogo de la antología "Añoranzas del barrio Yungay"

    PRESENTACIÓN DEL LIBRO           María Teresa Hevia Gutiérrez

   A medida que navegamos rumbo a la tercera edad, se precipitan en nuestra memoria diversas imágenes que evocan historias del pasado. Para rescatar parte de esos recuerdos, la Universidad Bolivariana invitó a personas mayores que vivieron o aún viven en el Barrio Yungay, para ser parte del proyecto “Voces de los Ancianos”.
   El 15 de Noviembre de 1999, con el apoyo del Comité de Adelanto del Barrio, la Universidad creó un taller literario destinado a recopilar cuentos, poemas e historias sobre situaciones vividas por las personas que lo conforman. Los autores, estimulados y guiados por el escritor e ingeniero, Gonzalo Rodas, produjeron más frutos de los que se publican en este libro, lo que quizás dé lugar a otra publicación en el futuro.
   Esta obra agrupa los escritos por temas, para facilitar su lectura. En ella nos invitan a evocar nuestros propios sueños, al compartir sus vivencias de infancia, de la adolescencia y de la edad adulta, con lenguaje ingenioso y ameno. Algunos cuentos dibujan un retrato de lugares del barrio Yungay, como la Quinta Normal, que hoy ignoramos, aunque llegó a ocupar un lugar preponderante en la vida capitalina del siglo pasado.
   Es sublime poder rescatar y compartir la riqueza que se esconde en la memoria de estos autores, que se refieren a vivencias y experiencias que nos llevan a reflexionar sobre nuestra propia existencia.

   PRÓLOGO           Gonzalo Rodas Sarmiento

   Cuando me pidieron hacerme cargo de este taller literario, acepté gustoso. Más que nada, por tratarse de una experiencia novedosa, orientada a recuperar la memoria histórica del barrio Yungay. Una iniciativa de la Universidad Bolivariana que, en algún momento, podrá extenderse a otros barrios.
   Para desarrollar esta idea, se contó con la ayuda del Comité de Adelanto del Barrio Yungay, y se les pidió participar a las personas que disfrutan de tantos recuerdos de cómo era la vida a mediados del siglo 20.
   Trabajamos con algunos temas propuestos empezando con evocaciones de la niñez, como son la casa en que vivían, el colegio, las amistades del barrio, los personajes típicos que se veían en las calles y en los almacenes.
   Poco a poco fuimos derivando a temas de ficción, ya que la creatividad observada en el taller fue notable. Cada semana me llegaban rumas de trabajos, todos ellos con algún elemento de profundo interés, a tal punto que fue necesario seleccionar sólo algunos relatos y poemas, para incluir en el libro, pues la cantidad total de ellos era enorme.
   Al final de este trabajo quedo muy contento porque conocí a personas valiosas, que han aportado su arte literario, y merecen ser leídas.
   Muy especialmente, invito a los más jóvenes a recorrer estas páginas que nos hablan de entretenidas aventuras vividas en épocas remotas, anteriores a la televisión, al celular, a la Internet, y a otros adelantos.