ARISTODEMO                    Un lugar literario
Atisbando los misterios         Gonzalo Rodas Sarmiento

  Para terminar

   No se está destruyendo nuestro planeta. . .
   ¡Sobrevivirá!
   Lo que estamos destruyendo en esta Tierra. . .
   es la humanidad.

   Algunos podrían morir congelados
   en un invierno cruel.
   Algunos podrían morir calcinados
   en un verano cruel.

   Nadie volvería a quemar carburantes,
   ni a talar los bosques.
   Aire volvería a estar limpio como antes,
   con bellas estaciones.

   No es preciso iniciar una mortandad,
   para detenerse.
   Es preciso ver el mundo que tendrán
   nuestros descendientes.

   Aprenderán, los habitantes del mundo,
   el aire limpiar.
   Aprenderán, los dirigentes del mundo,
   a sus nietos amar.

   

Retorno:    Volver a "Atisbando los misterios"