ARISTODEMO                         Temas inexplorados
Evolución de un sueño

      Presentación:

La visita de un crósor

 
      Retorno:

Volver al Inicio

"El sueño es la pequeña puerta escondida en el más profundo y más íntimo santuario del alma"

Carl Gustav Jung

 
   Evolución de un sueño

   Los sueños son misteriosos, y a veces, recurrentes. Los aspectos que se repiten en muchos sueños, con pocas variaciones, constituyen un motivo importante de la vida de la persona.
   Los personajes, acontecimientos y ambientes del sueño van evolucionando, a medida que éste transcurre. Una figura o personaje representa sentimientos, ideas, etc. En una misma imagen se combinan elementos que en la vida real no parecen tener relación.
   Algo exterior representa un aspecto interior. Soy yo que estoy ahí en muchos lugares.
   Algún aspecto mío, conocido o no, se encarna en una persona, que puede ser desconocida, o bien algún familiar o amistad.
   Por otra parte, también se da que mi relación con alguna persona existente en la realidad, aunque ya esté fallecida, se encarna con el aspecto de esa persona.
   Es común que aparezca en el sueño un potencial de vida que, por algún motivo ha permanecido oculto. También los aspectos femeninos y masculinos de una persona se manifiestan en el sueño, ya que su expresión e integración pueden no estar en armonía.
   Dentro de un sueño puedo tener ensoñaciones, y también puedo despertar desde un sueño hacia otro.
   En el sueño tengo recuerdos, que me permiten comprender lo que está pasando. Estos recuerdos pueden venir de:
   - Conocimientos adquiridos en el mismo sueño.
   - Acontecimientos de la vida real.
   - Conocimientos provenientes de otro sueño.
   - De algún sector misterioso del inconsciente.
 
   Estructura de un sueño

   Habitualmente las escenas del sueño están encadenadas formando un relato que continúa hasta llegar a un final. El inconciente me lo proporciona así para facilitar la recepción de los mensajes. En efecto, dicha estructura abre mi interés por atender a mis sueños, me ayuda a recordar las escenas, y facilita mi comprensión del lenguaje onírico.